top of page
Buscar
  • cearutaedenarmenia

Técnicas de conducción II

Maniobra de cruces y adelantamientos


Manejar los tiempos para realizar cruces peligrosos y adelantamiento de vehículos


Debido a la naturaleza peligros de la maniobra de conducir y realizar un adelantamiento, debe tenerse especial cuidado al hacerla. Para entenderla, el adelantamiento se compone de 3 tiempos claves.[1]


Tiempo #1 para cruces peligrosos y adelantamiento de vehículos "LO QUE SE HACE ANTES"


· Debe asegurarse que no exista prohibición explícita, es decir, que no haya señalización horizontal o vertical en este sentido.

· Verificar que no se aproximen vehículos en sentido contrario que pongan en peligro la maniobra o que la dificulten.

· Constatar que se cuente con suficiente visibilidad para ejecutar la maniobra de adelantamiento.

· Guardar la suficiente distancia con el vehículo que vamos a adelantar, cuidándonos de un frenazo inesperado o bien de una reducción de velocidad del vehículo que nos precede.

· Verificar que no existan obstáculos en el campo del vehículo que vamos a adelantar o en el nuestro.

· Observar por el espejo retrovisor que no seamos seguidos por muchos vehículos, ya que, si tenemos que regresarnos al carril sin adelantar, este podría encontrarse ocupado por los que nos precedían.

· Cambiar de velocidad o de marcha por una de potencia, por medio de la relación de caja; es decir, si vamos en cuarta velocidad disminuir a tercera (o a segunda o primera, según sea la necesidad), ya que se necesita aumentar de velocidad.

· Mirar por el espejo retrovisor izquierdo y revisar el carril izquierdo con un ligero vistazo antes de tomarlo.





Tiempo # 2 para cruces peligrosos y adelantamiento de vehículos: "LO QUE SE HACE DURANTE"


· Si observamos que el conductor de adelante colabora con nuestra maniobra, continuamos con el proceso de adelantamiento; es decir, si el conductor del vehículo que nos antecede reduce la velocidad y se ubica bien a su derecha.

· Si observamos que el vehículo a adelantar no lo permite, aumentando su velocidad y zigzagueando, no debemos insistir en adelantar.

· Si nos permite adelantarlo, procedemos a acelerar, sin exceder los límites de velocidad establecidos en el tramo por el que circulamos, y se continúa con la tercera etapa.


Tiempo # 3 para cruces peligrosos y adelantamiento de vehículos "LO QUE SE HACE DESPUES"


· Ponemos la direccional a la derecha.

· Regresamos al carril derecho sin cerrar al vehículo adelantado.

· Recuerde la prohibición de adelantamiento en curvas, pendientes, túneles, puentes y cruces ferroviarios.

· No adelante a otro vehículo que realice la misma maniobra.

· No adelante por la derecha, excepto cuando:

· El vehículo que circula adelante indica que va a girar y detenerse hacia la izquierda

· En un embotellamiento en vías de varios carriles.

· Cuando un vehículo lo siga muy de cerca, reduzca la velocidad, oríllese bien a la derecha y déjelo pasar, nunca trate de evadir el vehículo que lo sigue aumentando la velocidad, ya que el otro vehículo también lo hará y la situación se tornará peligrosa.


Utilización de señales lumínica, corporales y acústicas


Señales Luminosas:


Las señales de mensaje luminoso están conformadas por unidades luminosas individuales, que en su conjunto producen mensajes. Dichos mensajes pueden ser textos, flechas o símbolos que pueden ser variables de acuerdo con las necesidades.


Pueden ser fijas o intermitentes. Este tipo de dispositivos se mantendrán en unidades portátiles o fijas, permitiéndose su ubicación en sitios estratégicos, para mantener bien informado al usuario. Programables a distancia.


Contamos con los siguientes dispositivos luminosos:


· Cascada luminosa

· Semáforos

· Flechas Luminosas

· Lámparas de señalización

· Bastones Luminosos

· Lámparas halógenas


Señales Corporales:


El código de tránsito en su artículo 116 incorpora los tipos de señales corporales en el tránsito para reglamentar y entender su función y significado.

· Las autoridades encargadas de controlar el tránsito harán las señales de la siguiente manera:

· La espalda o el frente indican que está cerrada la circulación y el conductor deberá detenerse.

· Los flancos indican que la vía esta libre.

· Los flancos con los brazos extendidos en ángulo de noventa (90) grados, con respecto al cuerpo y con las manos en posición horizontal, indican que está previniendo el cambio de vía libre o cerrada o viceversa.

· Para dirigir el tránsito durante la noche, los agentes de tránsito se proveerán de bastones luminosos y de prendas reflectivas.[2]


Señales Sonoras:


Son señales auditivas que sirven para llamar la atención del conductor en situaciones que a simple vista pueden pasar desapercibidas.


· Sirenas de vehículos de emergencia: Los bomberos, ambulancias, policías y otros vehículos de emergencia autorizados tienen la posibilidad de alertar cuando se desplazan. Si escuchas una sirena acercándose a tu vehículo, inmediatamente debes de hacerte a un lado o disminuir la velocidad.


· Silvito de Agente de Tránsito: (1 silbido alto= Detenerse) (2 silbidos cortos= Seguir con precaución) (3 silbidos cortos= Avanzar rápido).


· Pito o Claxon: Sonidos de cualquier tipo sirven para alertar a un conductor; al escuchar un ruido fuerte cerca de tu vehículo averigua de dónde viene para saber si hay que hacer alguna maniobra.

Utilización de calzadas


De acuerdo con el Código Nacional de Tránsito las vías en Colombia se dividen en 2 categorías que serían urbanas y rurales:


Tipos de calzadas rurales:


· Autopistas: Cuentan con dos o más carriles y están diseñadas para la movilización masiva de automóviles, buses y vehículos de carga.

· Carreteras principales: Son las que permiten la entrada y salida de vehículos y conectan con otras vías más pequeñas.

· Carreteras secundarias: Representan alternativas de movilidad que, en comparación con las carreteras principales, pueden no ser tan rápidas o fáciles de recorrer.

· Carreteables: Son las vías que, a pesar de no estar pavimentadas, permiten la circulación de vehículos.

· Privadas: Son vías destinadas al uso particular.

· Peatonales: Zonas destinadas exclusivamente al tránsito de peatones.

· Férreas: Son aquellos espacios de la vía que están destinados al tránsito de los trenes.


Tipos de Calzadas urbanas: Las zonas urbanas también cuentan con las vías férreas, autopistas, vías privadas y vías peatonales detalladas previamente:


· Vía troncal: Vía de ocho o más carriles que permite la circulación de vehículos de servicio público masivo en sus calzadas interiores.

· Arterias: Tienen prioridad sobre las demás vías, a excepción de las vías férreas y las autopistas.

· Principales: Son las vías que tienen prelación sobre las vías secundarias.

· Secundarias: Son aquellas vías cuyo tránsito lleva a las vías principales.

· Colectoras: Son las encargadas de distribuir el tránsito entre la vivienda y los sitios de trabajo.

· Ordinarias: Aquellas vías que están sujetas al tránsito en las vías principales.

· Locales: Tienen la función primordial de brindar accesibilidad a barrios y soportan tráficos de corta distancia.

· Metrovías: Son las que se usan de manera exclusiva para la circulación del metro.

· Ciclorrutas: Son los espacios de la vía que están destinados únicamente a la circulación de bicicletas.

Utilización de carriles


Al transitar por el territorio nacional debemos tener en cuenta los carriles correctos por los que debemos circular.


Vías de sentido único:


· En las vías que tengan una velocidad reglamentada para los carriles, utilizaremos el carril que más convenga según la velocidad de nuestra marcha.

· En aquellas vías en los que los carriles no tengan reglamentada la velocidad, debemos circular por el carril derecho. Los demás carriles solamente deben ser utilizados para realizar adelantamientos.


Vías de doble sentido


· Vías de dos carriles: Circularemos por el carril de la derecha. Podremos utilizar el carril de la izquierda para adelantar a otro vehículo, siempre y cuando respetemos la señalización de la vía.


· Vías de tres carriles: Transitaremos por los carriles de la derecha. El carril central solamente será utilizado en el sentido en el que señale la autoridad competente.


· Vías de cuatro carriles: Circularemos por los carriles exteriores. Los interiores se utilizarán para adelantar o para circular a mayor velocidad que los vehículos que circulan por los carriles exteriores, siempre que respetemos los límites de velocidad establecidos.


Afrontar y utilizar las glorietas



· Siempre se debe circular dejando a la izquierda el centro de la glorieta.

· Hay que moderar la velocidad en la proximidad de una glorieta ya que se carece de prioridad de paso. La prioridad es de aquellos que circulan dentro de la glorieta. Si se pretende acceder a ella hay que ceder el paso hasta que se pueda incorporar sin interferir en la circulación.

· Los peatones no pueden atravesar una glorieta por su calzada. Debe rodearlas.

· Mira la señal para localizar cuál es tu salida. Todas las glorietas cuentan con una preseñalización de glorieta donde se indica las direcciones de las distintas salidas de la próxima glorieta. Si la inscripción figura sobre fondo azul, quiere decir que la salida conduce hacia una autopista o autovía.

· Una vez dentro de la rotonda, los cambios de carril se efectúan respetando la prioridad del vehículo que circula por un carril frente a los vehículos que pretenden ocuparlo.

· Para salir de la glorieta, es recomendable hacerlo desde el carril de la derecha y en todo caso hay que señalizarlo con el intermitente derecho.

· Podemos utilizar el carril interior para hacer un cambio de sentido. Sin embargo, deberemos utilizar el carril exterior cuando queramos abandonar la glorieta señalizándolo en todo momento.

· Hay que tener en cuenta que el conductor que circule por el carril derecho no necesariamente abandonará la glorieta en la siguiente salida. Tendremos que fijarnos en los intermitentes. De ahí la importancia de no salir de la glorieta directamente por el carril interior y la necesidad de cambiarse al exterior para poder abandonar la glorieta con seguridad.

Intersecciones viales, tipos y uso correcto


Es cuando se cruzan 2 o más caminos en la vía para dar ordenamiento al tráfico debido a la gran cantidad de automotores y desarrollados por los gobiernos con esfuerzo para mejorar la movilidad de las ciudades.


· Intersecciones controladas: Todas las intersecciones llevan a un riesgo alto de colisión por esto existen diferentes códigos para controlar el flujo simultaneo de vehículos que circulan evitando un mal uso de las vías a través de estas señales:


Tipos de intersección:


· Glorieta

· Cruce perpendicular de dos vías

· Incorporación de tránsito desde izquierda a derecha

· Paso a nivel

· Glorieta


Glorieta:


· Antes de ingresar se debe observar izquierda-derecha-izquierda.

· Se debe dar prelación a los vehículos que se desplazan por la glorieta.

· El ingreso debe hacerse hacia el carril más interno.

· Media vuelta antes de ingresar al carril de destino, se deben activar las luces direccionales indicando la maniobra de giro que se desea realizar.

· No se deben efectuar adelantamientos, treinta metros antes de ingresar a la glorieta.


Cruce perpendicular de dos vías:


Se presenta cuando dos vías que antes de continuar su trazado, se cruzan perpendicularmente, en este tipo de intersección se deben seguir las siguientes normas:


· Respetar las señales que regulan la prioridad de paso, como es el caso de la semaforización o la señal de pare.

· En ausencia de señalización, la prioridad de paso la tendrá el vehículo que se aproxima por la derecha del otro vehículo.

· Aún si la señalización nos otorga la vía, no es recomendable confiarnos y asumir esta prelación, por lo que se recomienda disminuir la velocidad y verificar la ausencia de vehículos que ingresen por la vía perpendicular a la que llevamos.

· En vías con semaforización, no debe iniciarse la marcha hasta que la luz no se encuentre en verde.


Incorporación de tránsito desde izquierda a derecha: Este caso sucede cuando deseamos ingresar a una vía desde otra perpendicular a esta y que desemboca allí. Esta situación se presenta en vías secundarias.


· Se debe prestar especial atención al tránsito que circula por la vía principal, ya que este tiene la prelación de paso y circulan a una velocidad considerable en la mayoría de los casos.

· Se debe tener especial cuidado al incorporarse al tránsito, esta maniobra se debe hacer rápidamente sin exceder los límites de velocidad y buscando conservar la derecha posterior a la incorporación.


Paso a nivel: Este tipo de intersección se presenta ante cruce de vehículos que se deslizan sobre rieles, en este tipo de intersecciones se deben conservar las siguientes medidas:


· Disminuya la velocidad antes del paso ferroviario.

· Respete las señales y barandas que indican el paso de un vehículo férreo.

· Deténgase antes de la línea de pare demarcada para tal fin.

· No reanude la marcha si la baranda de paso no está totalmente elevada.


Consejos ante el usos de las intersecciones:


· Tenga especial atención con el paso de peatones, recuerde que ellos tienen la prelación de paso, antes que su vehículo.

· Recuerde que 30 metros antes de cualquier intersección, está prohibido realizar adelantamientos.

· En una colisión en intersección los riesgos de lesión grave o muerte aumentan, debido a que los impactos son por lo general en forma perpendicular, lo que aumenta las posibilidades de lesiones severas o muerte.

· Nunca pretender que tengo la vía siempre es uno de los errores más frecuentes y fatales al conducir un vehículo, ya que usted debe contar con que por la otra vía puede acercarse un conductor que no cuenta con las condiciones óptimas para conducir (conductor ebrio, distraído, con sueño, estresado, novato, etc.).

· En caso de lluvia o en general condiciones de visibilidad reducidas, extreme las precauciones en el cruce por la intersección.


Distancia de reacción, seguridad y frenado



Distancia de reacción





Por su parte, la distancia de reacción es el espacio que se recorre desde que se percibe el incidente hasta que se pisa el pedal del freno. Además, hay que entender que los ojos detectan el problema hasta que el cerebro manda la señal al pie para que pise el freno, se necesitan 0,75 segundos. En ese breve espacio de tiempo se avanza 10 metros a 50 km/h. Si la velocidad es de 120 km/h se recorrerán 25 metros.


El tiempo de reacción no es igual para cada persona, ya que influyen desde el estado de ánimo del conductor, hasta sus condiciones físicas. Además, otros elementos externos que pueden incrementar el tiempo de reacción son: la fatiga en dos segundos más, poner la radio o mirar el celular en seis segundos más. Haber consumido alcohol y drogas incrementa de manera exponencial el tiempo de reacción.



Distancia de frenado




La definición de la distancia de frenado según el diccionario es: “la distancia recorrida por un vehículo desde el instante de aplicación de los frenos hasta su detención total”. Esta distancia es física y mecánica en comparación a la distancia de reacción que es una cuestión biológica. Del mismo modo, intervienen otros valores añadidos, como la velocidad previa y el peso del vehículo.


De esto se desprende que a mayor velocidad y/o carga, mayor será el tiempo de frenado y la distancia recorrida hasta que el automóvil se haya detenido. Además, también influye el estado del vehículo, principalmente ruedas y amortiguadores, y el de la vía ya que estos elementos pueden incrementar por dos la distancia de frenado.


Maniobras de adelantamiento


El adelantamiento es la “maniobra mediante la cual un vehículo se pone delante de otro vehículo que lo antecede en el mismo carril de una calzada.” consiste en sobrepasar por la izquierda a otro vehículo que circula en el mismo sentido, pero con velocidad inferior y adelante.

Cuando vea las siguientes señales de tránsito no intente adelantar, por simple sentido común están previniendo accidentes y avisando que no cuenta con las condiciones para hacer un sobrepaso.




Artículo 61: Vehículo en movimiento. Todo conductor de un vehículo deberá abstenerse de realizar o adelantar acciones que afecten la seguridad en la conducción del vehículo automotor, mientras éste se encuentre en movimiento.


Artículo 68: Utilización de los carriles. Los vehículos transitarán de la siguiente forma:

· Vía de sentido único de tránsito: en aquellas vías con velocidad reglamentada para sus carriles, los vehículos utilizarán el carril de acuerdo con su velocidad de marcha. En aquellas vías donde los carriles no tengan reglamentada su velocidad, los vehículos transitarán por el carril derecho y los demás carriles se emplearán para maniobras de adelantamiento.

· Vías de doble sentido de tránsito (de 2 carriles): por el carril de su derecha y utilizar con precaución el carril de su izquierda para maniobras de adelantamiento y respetar siempre la señalización respectiva.

· De 3 carriles: los vehículos deberán transitar por los carriles extremos que queden a su derecha; el carril central sólo se utilizará en el sentido que señale la autoridad competente


Artículo 73: Prohibiciones especiales para adelantar otro vehículo: No se debe adelantar a otros vehículos en los siguientes casos: en intersecciones, en los tramos de la vía en donde exista línea separadora central continua o prohibición de adelantamiento, en curvas o pendientes, cuando la visibilidad sea desfavorable, en las proximidades de pasos de peatones, en las intersecciones de las vías férreas, por la berma o por la derecha de un vehículo y en general, cuando la maniobra ofrezca peligro. Los adelantamientos se pueden realizar utilizando carriles de sentido contrario al de circulación, siempre y cuando la señalización horizontal lo permita, pero existen vías en las que hay habilitado un carril adicional para realizar esta maniobra (como en la vía al Llano, en los sectores de Guayabetal y Chipaque)[3].


Maniobra de reversa



1. Antes de retroceder verifica fuera del vehículo si hay niños, animales, objetos peligrosos que no sean visibles por los espejos o desde tu asiento.





2. Ubica tu mano en la posición de las 12 en punto del volante para preparar el movimiento de parqueo








3. Pon tu pie en el pedal del freno y haz el cambio de velocidad a reversa. Mientras sigues presionando el pedal del freno, puedes soltar el freno de mano.




4. Voltea para mirar por encima del hombro derecho, colocando tu mano derecha en el respaldo del asiento del pasajero adyacente para estabilizarte. Revisa tu espejo retrovisor y mira por encima del hombro izquierdo para verificar el espejo lateral.



5. Poco a poco, suelta el pedal del freno. Empezarás a dar marcha atrás lentamente. Mantén el pedal del freno cubierto y no pises el acelerador.




6. Sigue retrocediendo lentamente a medida que haces ajustes necesarios al volante para maniobrar el vehículo. Cuando conduzcas en reversa, debes girar el volante en la dirección que quieres que vayan las ruedas traseras.




7. Solo acelera si la situación exige que retrocedas rápidamente. Aplica presión al pedal del acelerador con cuidado no aplique mucha velocidad.





8. Presiona los frenos para detener tu vehículo cuando hayas completado la maniobra.






Entrada y salida de curva


Todas las curvas se deben tomar con clama, las curvas cerradas son peligrosas, pero hay técnicas de conducción que enseñan como se debe ingresa y salir de la curva con seguridad y una velocidad promedio.



Revisa todos los espejos para asegurarte de que el camino esté despejado. Antes de cambiar de carril o comenzar a girar, asegúrate de que no haya nadie detrás de ti o a tu lado. Revisa tu derecha e izquierda y mira los espejos retrovisores para asegurarte de no chocar otros autos cuando gires. Cuando veas que el camino está despejado, podrás comenzar a tomar la curva cerrada.


No conduzcas rápido si hay muchos autos, dado que podrías causar un accidente.



Lleva el auto al punto más externo en la carretera. Si te acercas a una curva cerrada derecha, lleva el auto tan hacia la izquierda como puedas. Si te acercas a una curva cerrada izquierda, lleva el auto hacia la derecha. Posiciónate en el punto más externo de la carretera antes de girar para hacerlo en el arco más ancho posible.







Pisa el freno y baja la velocidad a medida que te acerques a la curva. Si conduces un carro manual, reduce la marcha mientras te acercas a una curva cerrada. El objetivo es ingresar en la curva a una velocidad baja y salir de la misma con mucha aceleración. Sigue bajando la marcha hasta que sientas que puedes controlar el carro por completo.

Si tomas una curva cerrada muy rápido, no tendrás control sobre tu vehículo.



Visualiza el giro más ancho que puedas hacer. Un giro ancho te proporcionará más control sobre el carro y no tendrás que reducir tanto la velocidad como en un giro brusco. Observa la carretera frente a ti y visualiza tomar la curva en el arco más ancho posible. Por más que se trate de una curva cerrada, es importante que tomes el arco más ancho para no perder impulso mientras giras.


Estacionamiento perpendicular


También conocido como estacionamiento en 90 grados, el estacionamiento perpendicular usa espacios que se acomodan en un ángulo de 90 grados en relación con los carriles del estacionamiento. Los conductores pueden entrar a un estacionamiento perpendicular de frente o en reversa y hay mucho debate entre los expertos sobre cuál método es el mejor. Como retroceder siempre resulta más desafiante, debes empezar por dominar el método de estacionar perpendicular de frente y pasar a la reversa más adelante.


Estacionamiento Oblicuo


El vehículo o conjunto de vehículos deberá quedar centrado en el espacio delimitado y sensiblemente paralelo con respecto a los límites laterales, dejando con ellos espacio suficiente para que puedan abrirse las puertas para permitir bajar y subir al vehículo.







Estacionamiento en línea

El aparcamiento en línea consiste en aparcar en paralelo a la acera, dejando el vehículo entre dos coches, uno delante y el otro detrás. Lo más complicado es calcular si el espacio es el suficiente para que luego el coche pueda salir maniobrando






Sistema de asistencia de la seguridad


Sistema de control de velocidad de crucero adaptativo (ACC)



El control de crucero adaptativo es una evolución del anterior y ahora se muestra más inteligente porque tiene en cuenta el tráfico a la hora de mantener la velocidad con lo que el conductor no tendrá que estar acoplándose continuamente a las condiciones de la carretera.

El control de crucero adaptativo cuenta con una serie de radares que se encargan de detectar el tráfico en la vía, de tal manera que, si nos encontramos con un auto por delante a una velocidad inferior, automáticamente el sistema alerta al conductor del peligro y reduce la velocidad actuando sobre el sistema de frenos, manteniendo la distancia de seguridad predeterminada. Una vez que el carril por el que circulamos queda libre, el sistema acelera el vehículo hasta la velocidad que hayamos programado.


Sistema de precolisión (PCS)


El sistema PCS utiliza la dirección asistida junto a la fuerza de frenado precolisión y el frenado automático para ayudar a evitar los atropellos. Aunque el sistema actúa en cuestión de segundos y además actúa siempre que esté claro que el conductor no reacciona a tiempo, la cantidad de comprobaciones y acciones que realiza es impresionante.

Este sistema reduce los daños y lesiones en una colisión reconociendo situaciones de un accidente inminente y prepara al vehículo y a los pasajeros para minimizar los daños. Por ejemplo, activa los pretensores de los cinturones de seguridad y ajusta las posiciones de los asientos.

En nuevos desarrollos tecnológicos el sistema alerta al conductor del peligro de colisión mediante una señal sonora y un aviso en la pantalla de información: si el conductor no reacciona a las señales de advertencia, el vehículo toma la decisión de frenar automáticamente el vehículo mediante el sistema de asistencia de frenada de emergencia.


Detector de ángulo muerto (BLIS, BSM)


Este sistema utiliza dispositivos de radar que se ubican en las esquinas del paragolpes trasero para detectar vehículos que están adelantando por los carriles adyacentes.

Existen sistemas que alertan de forma continua de la existencia de vehículos en el ángulo muerto independientemente de las intenciones del conductor, mientras que los más efectivos actúan únicamente cuando el conductor activa las direccionales para realizar un cambio de carril.


Aviso de salida de carril (LDW)


Conocido por sus siglas LDW (de Lane Departure Warning), el detector de cambio de carril es un sistema de seguridad activa que detecta la variación de trayectoria del vehículo sobre el carril e interpreta cuándo es involuntaria, para avisar al conductor y evitar así colisiones con otros vehículos o salidas de vía.


Detector de peatones con frenada de emergencia



Este sistema está pensado para reducir la gravedad, y en algunos casos incluso eliminar, las colisiones frontales con peatones. El sistema de detección de peatones con asistente de frenada emplea un radar y una cámara colocados en el frontal del vehículo para escanear todo lo que sucede delante del vehículo. Si el sistema detecta a una persona o a un vehículo avisa al conductor para que sepa de su presencia. En caso de que el conductor no respondiera a tiempo, este dispositivo puede aplicar automáticamente los frenos para ayudar a reducir la gravedad del posible accidente o incluso, puede eliminar las colisiones frontales.


Asistente de visión nocturna



Muestra al conductor la presencia de personas o animales sobre la vía con la misma intensidad que si estuvieran las luces de carretera encendidas, pero sin deslumbrar a los demás conductores. El sistema se compone de dos faros infrarrojos de corto alcance situados al lado del radiador, que emiten una luz invisible al ojo humano, pero con un alcance similar al de los faros bixenón. Por otro lado, en el interior del vehículo se ubica una cámara sensible a los rayos infrarrojos situada en el parabrisas que consigue captar la imagen de la carretera y proyectarla en la pantalla multifunción del vehículo, mostrando los posibles obstáculos.


Sistema de reconocimiento de señales de tránsito



Este sistema es un avisador automático de los límites de velocidad, señales de prohibición, y también puede ser un avisador para cuando nos cambiamos de carril involuntariamente. No siempre se detectan todas las señales, depende del sistema implementado, o del fabricante.

La solución para detectar y reconocer las señales pasa por el uso de cámaras de vídeo, principalmente, y presenta al conductor los datos en tiempo real, de forma que, si éste se despista y se pierde alguna señal, en el tablero podrá consultar las limitaciones existentes en el tramo. Este sistema actúa a modo de recordatorio activo, contribuyendo así a mejorar la seguridad vial propia y del resto de conductores.


Asistente de estacionamiento


El sistema para la ayuda al estacionamiento permite al conductor liberarse de la estresante tarea de parquear. Hoy en día existen diversos sistemas, desde los que los que facilitan el estacionamiento con cámaras que muestran lo que hay alrededor del vehículo, hasta unos más avanzados que mueven el volante y el conductor sólo tiene que accionar los pedales de acelerador y freno.


Sistema de luces adaptativas AFL



Este sistema realiza una regulación de la potencia de iluminación del vehículo en función de la circulación de vehículos en sentido contrario para no deslumbrarlos, alternando de forma automática las luces de largo alcance con las normales. Una evolución de este sistema es la que gira los grupos ópticos en el sentido de la curva, para iluminar mejor el trazado de esta y proyectar el haz de luz sobre la superficie.




[1] CESVI Colombia. [2] Articulo 116 ley 769 de 2002 Código Nacional de Tránsito [3] Código Nacional de Tránsito

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page